CBP

CBP

lunes, 6 de febrero de 2012

SAN PEDRO DE LLOC NO QUIERE ESA BASURA





POR MARÍA LUISA DEL RÍO -Editora de Regiones

"El Comercio"  05-02-12
Esta semana llegó a nuestra sección una denuncia alarmante. La población de San Pedro de Lloc realizó una marcha de protesta ayer por la tarde porque en esa hermosa ciudad de La Libertad se está construyendo una planta de tratamiento de residuos peligrosos. La empresa dueña de la obra, ubicada en Pampa Chilco, a la altura del kilómetro 654 de la Panamericana Norte, se llama Befesa Perú S.A. y pretende tratar miles de toneladas de residuos tóxicos de las mineras Yanacocha (Cajamarca) y Barrick (La Libertad). Esto, según los pobladores que marcharon ayer, sin autorización municipal y sin consentimiento de la población. La Oficina Defensorial de La Libertad ha enviado un documento a la Digesa para que informe sobre la situación en la que esta empresa está construyendo una planta de residuos peligrosos. El congresista Elías Rodríguez ha denunciado el hecho ante el Ministerio del Ambiente. Este conflicto deja muchas interrogantes. ¿Por qué dos empresas mineras que se encuentran a cientos de kilómetros de distancia de San Pedro de Lloc deciden llevar hasta allá sus residuos tóxicos? ¿Por qué dos minas que operan en la sierra y tan distanciadas una de la otra tratarían sus residuos en La Libertad? ¿Es más barato hacerlo así? ¿Por qué no tratar esos residuos en sus propios terrenos dedicados a la explotación minera? ¿Podría causar un impacto grave sobre una población que ni siquiera se beneficia con la minería? ¿Qué riesgo implica transportar estos residuos en camiones de la sierra a la costa? ¿Por qué San Pedro de Lloc se merecería ser el basurero radiactivo de Barrick y Yanacocha? Una hermosa ciudad que, como muchas de La Libertad, conserprotege sus bosques de algarrobo como el maravilloso Cañoncillo, hogar de aves y reptiles, serpientes y peces. Un pueblo con tradición gastronómica, donde existe una preciosa casa-museo en la que Antonio Raimondi pasó los últimos días de su vida y que ofrece al viajero dibujos originales e información de su vida y obra, con infografías, paneles, objetos personales y la primera edición de su libro “El Perú”. Una ciudad que se merece todo nuestro respeto, nuestro aprecio y nuestro mejor esfuerzo para llegar a convertirla en un destino turístico de primera sin el amargo ingrediente de ser el basurero de nadie. Desde aquí me uno a la marcha en defensa de una ciudad que tengo la suerte de conocer y que me hizo sentir orgullosa de ser peruana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario