CBP

CBP

domingo, 23 de octubre de 2011

ARTE DESDE EL MICROSCOPIO - "El Comercio"

EN LA GALERÍA CECILIA GONZÁLEZ



El arte desde el microscopio

TRAS OCHO AÑOS DE SILENCIO EN LAS GALERÍAS LIMEÑAS, GIANNA POLLAROLO PRESENTA UNA MUESTRA EN LA QUE ANALIZA LA DIMENSIÓN DESCONOCIDA DEL CUERPO Y EL UNIVERSO



Por: Alberto Villar Campos

"El Comercio" , domingo 16 de Octubre del 2011



En estos últimos ocho largos años, Gianna Pollarolo se había mantenido fuera del circuito de las galerías del país. La razón para hacerlo –dice– es simple: la forma como había trabajado sus últimas obras por entonces –armando polípticos en los que usaba trupán, acrílico, tinta y resina, rebosantes de texturas, patrones y figuras fantásticas– había sido copiada por otros artistas. “Necesitaba cambiar de lenguaje porque sentí que había perdido originalidad –añade– y elegí tomar una pausa, que siempre genera mejores cosas”.



Aunque ello no le impidió participar en algunas ferias de arte en el extranjero, fue un hecho dramático el que la llevó a descubrir una nueva forma de trabajar sus cuadros: uno de sus seres queridos enfermó y ella se vio obligada a buscar, en distintos tipos de medicina, la forma de curarlo. Así, poco a poco, esa búsqueda la fue introduciendo en el universo que solo podemos ver a través de un microscopio: células y moléculas, pequeñísimos patrones que nos hablan de la vida y también de la salvación.



“Siempre me pareció fascinante mirar una dimensión con la que uno no tiene contacto”, dice la artista, que hace tres años volvió a pintar en su taller, esta vez con una visión fresca de su pintura. “Al Dios que le competa”, la muestra que inaugura en la galería Cecilia González el martes próximo, es el resultado de estos años de trabajo.



Compuesta por seis pinturas en gran formato y dos pequeñas –estas últimas, precisamente, dieron inicio al proyecto hace algunos años–, la exposición es una invitación sugerente a reinterpretar el mundo mediante el color y los patrones que uno imagina a través de un microscopio. Inspiradas en imágenes reales sacadas de libros o de la Internet, las piezas, sin embargo, multiplican su intensidad con los tonos y la forma circular en que la artista introduce los elementos, lo que es una suerte de metáfora del infinito. Y para Pollarolo esta también es una manera de posar una mirada sobre lo desconocido. “¡Estamos tan desconectados de nuestra propia materia! Se habla del ADN, pero no tenemos la menor idea de nuestro nivel de desconexión con ese mundo que está dentro de todos”, sentencia.



MÁS INFORMACIÓN

Lugar: Galería Cecilia González, calle Junín 114, Barranco. Inauguración: Mar. 18, 7:30 p.m. Horario: de lun. a sáb., de 11 a.m. a 1 p.m. y de 4 a 8 p.m.

No hay comentarios:

Publicar un comentario