CBP

CBP

lunes, 22 de agosto de 2011

COMERCIO ILEGAL DE MONOS - "El Comercio"




COMERCIO ILEGAL DE ESPECIES PERUANAS
Acusan por tráfico de monos a laboratorio de Colombia
Primates cazados ilegalmente en Perú serían comprados por laboratorio en Leticia. Fiscalía colombiana investiga a Manuel Patarroyo, director de centro de investigación
Por: Nelly Luna Amancio


"El Comercio" - Domingo 21 de Agosto del 2011

El triste ritual se repite todos los meses: el comprador llega a una comunidad peruana y solicita un número determinado de monos nocturnos (‘Aotus nancymaae’); entonces, cinco cazadores salen al bosque, identifican el árbol donde se encuentra la madriguera, deforestan alrededor de este, cuatro de ellos rodean el área con redes y se esconden; otro trepa al árbol, lo golpea una y otra vez, los obliga a salir; los monos se asustan, intentan escapar, pero ya no hay otro árbol cerca donde huir, solo entonces caen. En cada madriguera siempre habrá una familia de tres o cuatro monos.

Una reciente investigación revela que entre el 2007 y el 2008 más de 2.700 monos nocturnos de esta especie –protegida por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (Cites) y que habita solo en el Perú y Brasil– fueron cazados. Por cada uno de ellos los pobladores recibieron entre 20 y 30 dólares. Su destino final será la investigación biomédica en la Fundación Instituto de Inmunología de Colombia (FIDI), en Leticia, la ciudad fronteriza ubicada al otro lado del río Amazonas.

RESPONSABILIDADES

Todo esto ocurre desde hace casi 20 años en 15 comunidades peruanas de la frontera con Brasil y Colombia sin que las entidades del Gobierno Peruano investiguen o denuncien los hechos. Este año, sin embargo, la bióloga colombiana Ángela Maldonado Rodríguez–ganadora del reconocido premio ambiental Whitley Gold 2010– ha aportado las pruebas que señalan a Manuel Patarroyo, director del Instituto de Inmunología de Colombia, como el responsable de este comercio ilegal de especies.

Maldonado ha recogido los testimonio de 43 cazadores que aseguran que los monos sustraídos son comprados por el citado centro de investigación. “En las comunidades del Perú dijeron que personal de este laboratorio los visitaba regularmente para pedirles monos nocturnos de esta especie, también indicaron que este año los monos son llevados a Leticia los lunes de madrugada”, detalla la bióloga.
La denuncia de Maldonado ha llegado a los tribunales colombianos. La Fiscalía de Leticia investiga el instituto de Patarroyo por tráfico de especies y, en abril de este año, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca admitió una acción popular contra el mismo instituto. El caso está en proceso de investigación y una de las principales pruebas es una inspección que Corpoamazonía (entidad del Gobierno Colombiano encargada de fiscalizar el uso de recursos naturales) realizó al cuestionado laboratorio. En su visita encontraron 627 monos, de los cuales 517 eran de la especie ‘nancymaae’.
Este instituto tiene autorización para adquirir solo monos nocturnos de la especie ‘Aotus voc.ferans’, que se diferencian de las otras especies porque tienen el pecho gris. Entonces, ¿qué hacían los ‘Aotus nancymaae’ de pecho anaranjado en el laboratorio? Los responsables del instituto solo han dicho que les resulta difícil diferenciar entre ambas especies.

POLÉMICOS RESULTADOS

Manuel Elkin Patarroyo es un polémico investigador colombiano que hace ya 25 años busca una vacuna contra la malaria. En 1994 fue galardonado con el premio Príncipe de Asturias a la Investigación Científica. “Se ha dicho mucho, pero lo concreto es que en todo este tiempo no se ha descubierto la cura contra la malaria”, dice Fanny Cornejo, primatóloga e investigadora del Museo de Historia Natural de la Universidad San Marcos.

Ella explica que laboratorios como FIDI adquieren monos ‘Aotus nancymaae’ porque tienen un sistema inmunológico resistente. “Ellos podrían adquirir esta especie en lugares certificados de reproducción, pero no lo hacen porque siempre será más barato el comercio ilegal”.
Precisamente, ya en 1975, con el fin de reducir la captura de animales silvestres destinados a la investigación biomédica, la Organización Panamericana de la Salud, el Gobierno y la Universidad Mayor de San Marcos crearon en Iquitos el centro de producción y conservación de primates en cautiverio; sin embargo, algunos malos investigadores prefieren evitar los altos costos relacionados a la producción en cautiverio y fomentan el tráfico de especies.

“Los ‘Aotus nancymaae’ se encuentran solo al sur del río Amazonas, no se encuentran de manera natural en Colombia porque el Amazonas siempre fue una barrera”, explica Fanny Cornejo, quien asegura que la caza indiscriminada de esta especie está afectando su población.

El tráfico de estos monos se concentra en Chinería, Yahuma, Vista Alegre y Gamboa, comunidades en cuyos alrededores se encuentran plantaciones de hoja de coca. La presencia del Estado Peruano se resume a una base de la Marina de Guerra. La moneda local es el peso colombiano.




PRECISIONES
Una frontera sin Estado

FRONTERA PELIGROSA

Además del tráfico de especies, en la triple frontera del Perú con Colombia y Brasil, el cultivo de hojas de coca ha comenzado a extenderse. El año pasado, un equipo de este Diario recorrió la zona y reportó la violenta incursión del narcotráfico en varios poblados.

‘AOTUS NANCYMAAE’
La dieta de esta especie de mono nocturno se basa en frutas, hojas e insectos. Su tamaño oscila entre los 25 y 47 centímetros. Tienen una cría al año, y esta permanece con los padres poco más de dos años. Son nocturnos, su visión (por eso sus enormes ojos) y olfato están altamente desarrollados. Son biocontroladores de ciertas plagas nocturnas de insectos .

INTERMEDIARIOS
Según la investigación de Ángela Maldonado, con frecuencia los intermediarios (el nexo entre el laboratorio y las comunidades) se quedan con el 50% del precio pagado por el laboratorio.

RESPUESTA PERUANA
En la Dirección de Flora y Fauna del Ministerio de Agricultura (Minag) informaron que han enviado una carta a la autoridad competente en Colombia para que se les detalle los avances en la investigación.

TAREA REGIONAL
También en el Minag señalaron que es competencia del Gobierno Regional de Loreto fiscalizar la zona e incrementar el número de inspectores en la frontera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario