CBP

CBP

domingo, 21 de febrero de 2010

BLGO MARTHANS - CAZA DE VICUÑAS

CONTRA LA CAZA FURTIVA. HABLAN LOS EXPERTOS DE PAMPA GALERAS
Afirman que para prevenir la caza furtiva hay que mejorar la protección
Férreo sistema de vigilancia impide la presencia de delincuentes en reserva

"El Comercio" , Domingo 14 de Febrero del 2010

Lo más importante en la Reserva Pampa Galeras Bárbara d’Achille es la seguridad. Treinta guardaparques armados vigilan las estancias. Hoy la población de vicuñas allí es de 5.500 ejemplares.

El biólogo Stive Marthans Castillo, responsable de la reserva, afirma que durante los últimos años la población de vicuñas en ese lugar no solo se ha mantenido, sino que también presenta un índice de crecimiento en constante ascenso. “La solución directa para prevenir la caza es mejorar la protección”, explica el experto.

“La proporción en Pampa Galeras es de 0,91 vicuñas por hectárea”, asegura Marthans. Los animales se encuentran libres y a la vista de los vehículos que pasan por la carretera.
“Hace diez años había menos de 3.500 vicuñas, pero hemos mejorado. Ahora nuestro trabajo también consiste en juntar a los dirigentes y a los guardaparques comunales para seguir avanzando”, cuenta.

Uno de esos mecanismos legales para favorecer a los criadores por parte del Estado es la Ley 26496, una norma que reconoce a las comunidades que tienen vicuñas en sus tierras y les permite la realización de los chacos a lo largo de todo el año en un cronograma que empieza el 15 de mayo y termina el 15 de noviembre.

Otras provincias donde se llevan a cabo chacos son Páucar del Sara Sara, Huamanga, Sucre, Parinacochas y Huanca Sancos. Marthans asegura que uno de los factores que han contribuido al incremento de la población de vicuñas es la implementación del sistema de seguridad en la reserva. “En Pampa Galeras no hay caza furtiva”, declara. Otro factor importante es la reubicación del ganado doméstico en las comunidades gracias a capacitaciones por parte del Estado desde la década de sesenta, en la provincia de Lucanas, “gracias al Proyecto Especial de Utilización Racional de la Vicuña”.

DESTINO DE LA FIBRA
El destino legal de la extracción de la fibra natural de la vicuña es abastecer a la moda internacional con mercados establecidos y supervisados por el Estado. Al vellón extraído se lo denomina fibra sucia, pero luego de su clasificación y limpieza el kilo de esta materia prima puede costar hasta 650 dólares el kilo.

La Dirección General Forestal de Fauna Silvestre del Ministerio del Medio Ambiente se encarga de supervisar los talleres de acopio, transformación e industrias. “El cien por ciento de la producción de la fibra es para el beneficio de las comunidades”, afirma Marthans.

“El trabajo para obtener el producto se realiza de acuerdo con un cronograma. Comienza con los chacos, en que se captura y esquila a todas las vicuñas que tengan una fibra de al menos dos centímetros de largo”.

En el 2009, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp) registró una producción de 230 kilos de fibra de vicuña, solo en la reserva de Pampa Galeras.

El tema pendiente para Agricultura
La semana pasada, este Diario denunció la matanza de unas 300 vicuñas en Lucanas, Ayacucho.

En aquella ocasión se conoció que muchas de las comunidades han bajado la guardia y ahora ya no se interesan por cuidar a este camélido, lo que permite el accionar de los delincuentes.
Los comuneros solicitaron que se refuerce la seguridad y que se reactiven los comités de ronderos en la zona.

Según se conoció, el próximo jueves el Ministerio de Agricultura dará a conocer medidas para combatir la caza furtiva de vicuñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario